La Exposición Greenbaum

Desperta2

Nadie está más esclavizado que aquel que se cree falsamente libre.

La Gran ConspiraciónMK Ultra

La Exposición Greenbaum

Esta es la ponencia presentada por D.C. Hammond, titulada originalmente como Hipnosis en DPM (Desorden de Personalidad Multiple): Abuso Ritual”,  pero ahora conocida como la “Exposición Greenbaum”,  que tuvo lugar en la Cuarta Conferencia Anual Regional del Este sobre Abuso y Personalidad Múltiple, el martes 25 de Junio de 1992, en el Hotel Radisson Plaza, Mark Center, Alejandría, Virginia.

Patrocinado por el Centro para la Recuperación de Abuso y Fortalecimiento, El Instituto Psiquiátrico de Washington, D.C.

Una cinta y una transcripción estuvieron por algún tiempo disponibles gracias a Transcripción de Audio de Alejandría, Virginia. Cintas y Transcripciones de otras sesiones de la conferencia todavía están a la venta, pero comprensiblemente, ésta no. La siguiente transcripción fue elaborada a partir de una cinta privada de la conferencia original.

El aspecto más importante de este discurso es lo poco que ha sido escuchado en los últimos dos años desde su entrega original. Se recomienda que lea hasta que por lo menos encuentre por qué se le llama  “La exposición Greenbaum”.

En la introducción la siguiente información personal es dada por D. Corydon Hammond: B.S. M.S. Ph.D  (Apoyo Psicológico) de la Universidad de Utah.

-Diplomado en Hipnosis Clínica, Consejo Americano de Hipnosis Psicológica

-Diplomado en Terapia Sexual, Consejo Americano de Sexología, Supervisión Clínica y Auditor del Consejo, Consejo Americano de Sexología

-Diplomado en Terapia Sexual y Conyugal, Consejo Americano de Psicología Familiar,

-Licenciado en psicología, Terapeuta Conyugal Licenciado, Terapeuta Familiar Licenciado, Estado de Utah

-Profesor Investigador Asociado de Medicina Física y Rehabilitación, Escuela de Medicina de Utah

-Director y Fundador de la Clínica de Terapia Sexual y Conyugal, Universidad de Utah

-Profesor Adjunto Asociado de Psicología Educacional, Universidad de Utah

-Editor, The American Journal of Clinical Hypnosis (la Revista Americana de Hipnosis Clínica)

-Editor Consejero y Miembro Fundador, Consejo Editorial, The Ericsonian Monograph, (El Monógrafo Ericsoniano) 

-Arbitro, The Journal of Abnormal Psychology (La Revista de Psicología Anormal)   

-Premio Presidencial al Mérito de 1989, Sociedad Americana de Hipnosis Clínica

-Premio del Sector Urbano de 1990, Sociedad Americana de Hipnosis Clínica,

-Presidente Actual de la Sociedad Americana de Hipnosis Clínica.

La Exposición Greenbaum del Dr. Hammond

Tenemos mucho que cubrir el día de hoy y permítanme dar un resumen superficial aproximado de los puntos que me gustaría cubrir.

Primero, permítanme preguntar ¿Cuántos de ustedes han tenido por lo menos un curso o taller de hipnosis? ¿Podría ver las manos? Maravilloso. Eso hace que nuestro trabajo sea más sencillo.

Bien, quiero empezar hablando un poco acerca del entrenamiento de trance y el uso del fenómeno hipnótico con la población que padece desorden-disociativo del DPM (Desorden de la Personalidad Múltiple), hablar un poco sobre la exploración del inconsciente, métodos para hacerlo, el uso de técnicas de imágenes e imágenes simbólicas para tratar síntomas físicos, sobrecarga de datos, cosas por el estilo.

Antes de que termine el día, quiero invertir algún tiempo en algo que creo ha sido completamente descuidado en el campo del desorden disociativo y me refiero a métodos para inducir una profunda quietud sobre la hiper-excitación automática que está condicionando estos pacientes.

Vamos a invertir un tiempo considerable en hablar acerca de la regresión a otras edades y catarsis al tratar un trauma. Se lo demostraré en parte con un paciente que no padece DPM y entonces haré una extrapolación sobre lo que me ha parecido tan similar y diferente en casos de DPM.

De paso, añadiría por cierto que a través de los años he sido particularmente sensible al tener que grabar casos de DPM o abuso ritual, lo cual se debe en parte a que pudiera parecer un poco que estamos utilizando a los pacientes, y pienso que esta población ya ha sido bastante utilizada.. Esta es parte de la razón, por decisión propia, por la que generalmente no grabo videos de mi trabajo.

También quiero hablar algo acerca de las estrategias de prevención de recaída hipnótica y terapia post-integrativa de hoy en día.

Finalmente, espero encontrar algún espacio en este lapso de tiempo para poder hablar específicamente sobre el abuso ritual y sobre la programación de control mental y lavado de cerebro –cómo se realiza, cómo abordarlo– lo cual es un tema que en el pasado no he estado dispuesto a tratar en publico; lo he hecho en pequeños grupos y en consultas, pero recientemente decidí que ya era hora que alguien lo hiciera. Así que seremos específicos el día de hoy.

[Aplauso]

En Chicago, en el primer congreso internacional donde se habló sobre el abuso ritual recuerdo haber pensado, “Qué extraño e interesante.” Recuerdo a muchas personas escuchando un ejemplo que se estaba dando y en que alguien pensó que era idiosincrásico y raro, y muchas personas empezaron a decir, “Caramba, ¿tú también estás tratando a uno? Estás en Seattle”…Bien, yo en Toronto…Bien, yo en Florida…Bien, yo en Cincinnati.” No sabía qué pensar en ese momento.

No fue mucho tiempo después que encontré mi primer paciente de abuso ritual entre uno que yo ya estaba tratando y aun no habíamos llegado a tal profundidad. Algunos aspectos de ese caso aumentaron mi curiosidad sobre el uso de técnicas de control mental e hipnosis y otras técnicas de lavado de cerebro.

Así que comencé a estudiar el lavado de cerebro y algo de literatura en esa área y conocí a alguien, de hecho, una de las personas que había escrito uno de los mejores libros sobre el tema.

Entonces decidí hacer un sondeo, y entre las personas del ISSMP&D (Sociedad Internacional para el Estudio de Personalidad Múltiple y Disociación) escogí a cerca de docena y media de terapeutas pensando que probablemente estarían más familiarizados con esto que nadie más y empecé a estudiarlos..

El protocolo de la entrevista que tenía tuvo el mismo resultado casi sin ninguna excepción. Los terapeutas dijeron, “Estás haciendo preguntas sobre las que no sé la respuesta. Estás haciendo más preguntas específicas de las que les hice a mis pacientes”. Varios de estos terapeutas dijeron, “Permíteme hacer estas preguntas y regresaré con las respuestas.” Muchos de ellos no sólo regresaron con respuestas, sino que dijeron, “Tienes que hablar con este paciente o estos dos pacientes.” Terminé pagando cientos de dólares a cargo de entrevistas por teléfono.

Lo que obtuve de ello fue la comprensión de una variedad de métodos de lavado de cerebro que se estaban usando por todo el país. Empecé a escuchar algunas similitudes. Mientras que al principio no conocía la magnitud de la difusión del asunto, ahora tenía un presentimiento de que había muchas personas reportando cosas similares y que debía de existir algún grado de comunicación en este asunto.

Entonces hace 2 años y medio aproximadamente, cierto material cayó en mis manos. Mi fuente me dijo muchas cosas que me constaban respecto al lavado de cerebro, pero aquella persona mencionaba material nuevo del que no tenía idea.

En este punto decidí confirmarlo con tres pacientes de abuso ritual que estaba tratando en aquel momento. Se reveló que dos de los tres tenían lo que se había descrito, una vez hechas las preguntas con la cautela necesaria para no influenciar o contaminarlos.

Lo fascinante fue que hice una consulta telefónica a una terapeuta que había estado consultando durante algunos meses sobre un caso de DPM en otro estado, le dije que investigara sobre ciertos aspectos. Ella dijo: “Bueno, ¿cuales son estos aspectos?” y le dije: “No te lo voy a decir, porque no quiero que haya ninguna posibilidad de contaminación. Solo llámame y dime lo que dice el paciente.”

Me regresó la llamada dos horas después, y dijo: “Acabo de tener una sesión doble con este paciente y hubo una parte de él que dijo, “oh, estamos tan ilusionados. Si sabes algo sobre este tema, sabes cómo los Programadores del Culto acceden a la parte interna  y nuestra terapia se desarrollará muchísimo más rápidamente.”  

Muchos otros pacientes tuvieron la reacción de querer orinarse en los pantalones por ansiedad y miedo, en vez de pensar que era algo maravilloso. Pero lo interesante aquí fue que entonces ella les preguntó, “¿Qué son estas cosas?” Resultaron ser las palabras perfectas, las mismas respuestas que mi fuente me había dado.

Desde entonces lo he repetido en varias partes del país. He consultado once estados y un país extranjero, en algunos casos por teléfono, en algunos casos en persona, en algunos casos le he adelantado información al terapeuta y le he dicho, “Ten mucho cuidado con la manera de expresar esto. Exprésalo de forma que no haya contaminación.” En otros casos no doy información adelantada al terapeuta para que no pueda contaminar.

Cuando comienzas a encontrar la misma información altamente esotérica en diferentes estados y diferentes países, desde Florida hasta California, empiezas a hacerte la idea de que algo muy significativo y muy bien coordinado está sucediendo, disponiendo de una amplia comunicación y sistematización en cuanto a lo que está sucediendo.

Entonces he pasado de ser un tipo con postura neutral, sin saber qué pensar sobre ello, a alguien que claramente cree que el abuso ritual es real y que las personas que dicen que no lo es, o son ingenuas –como las personas que no quieren creer en el Holocausto– o están contaminadas.

[Aplauso]

Ahora bien, por mucho tiempo he compartido información con un grupo selecto de terapeutas que conocía y en los cuales confiaba, y les decía, “Distribúyanla. No divulgan mi nombre. No digan de dónde procede. Pero aquí hay algo de información. Compártanla con otros terapeutas si creen que van por buen camino y agradeceré recibir sus impresiones.” Las personas comenzaron a cuestionarse –durante pláticas– y decían que estaban hambrientas de información. Por mi parte, junto con unos pocos más con los que compartía la información, nos contuvimos debido a que estábamos preocupados por amenazas personales y de muerte.

Finalmente decidí que se fueran al diablo. Si me van a matar, me van a matar. Es el momento de compartir mayor información con los terapeutas. Parte de ello surgió porque avanzábamos de manera tan cautelosa y lenta, verificando las cosas en muchos lugares diferentes para encontrar lo mismo.

Entonces voy a exponerles el modo de programación del abuso ritual. Ciertamente no puedo decirles todo lo que quieren saber en cuarenta y cinco o cincuenta minutos, pero les daré las bases para abordarlo, para que comiencen a trabajar en un nivel distinto.

Honestamente, no sé qué proporción de pacientes lo tienen. Yo creo que tal vez alrededor del cincuenta porciento al menos, tal vez hasta tres cuartos, creo que tal vez dos tercios de los pacientes de abuso ritual lo manifiestan.

¿Cuáles creo que son las características distintivas?

Si ellos fueron criados desde el nacimiento en un culto convencional o no tenían familiares en el culto, pero las personas del culto tuvieron muchos contactos con ellos en la infancia, también pueden tenerlo. He visto a más de un paciente de abuso ritual que claramente poseía todos los aspectos de los asuntos rituales de los que han oído hablar. Parecían bastante genuinos. Hablaron de todas las cosas típicas que escuchan en esta población, pero no tenían ninguna programación con chequeo extensivo prolongado. Así que creo que en un caso que traté personalmente, ella mostraba algo así como un tipo de ruptura cismática que de alguna manera había desaparecido y ya no estaba enganchada a un grupo convencional.

[Pausa]

De aquí es de donde parece haber venido. Al final de la Segunda Guerra Mundial, antes de acabar siquiera, Allen Dulles y personas de nuestra Comunidad de Inteligencia ya estaban en Suiza estableciendo contactos para sacar a los científicos nazis. Mientras la Segunda Guerra Mundial terminaba, no sólo sacaron a ingenieros astronáuticos, sino también algunos médicos nazis que habían estado haciendo investigaciones sobre el control mental en los campos.[1]

Los trajeron a los Estados Unidos. Junto con ellos venía un joven, un adolescente, que había sido criado bajo el judaísmo jasídico y con antecedentes de misticismo cabalístico que probablemente atraía a las personas hacia el culto porque al menos desde el principio del siglo, Aleister Crowley había estado introduciendo la cábala dentro del satanismo, si no es que antes. Sospecho que pudo haberse formado cierto vínculo entre ellos. Pero él se salvó al colaborar y por ser su asistente en los experimentos de los campos de la muerte. Lo trajeron con ellos.

Iniciaron las investigaciones de control mental para la inteligencia militar en hospitales militares de Estados Unidos. Las personas que acudieron eran médicos nazis y eran satanistas. Subsecuentemente, el joven cambió de nombre, lo americanizó un poco, obtuvo un título de medicina y continuó este trabajo que parece constituir el centro de la programación del culto hoy en día. Su nombre es conocido por los pacientes a través de todo el país.

[Pausa]

Básicamente, lo que hacen es escoger a un niño y comienzan con aquello; en su aspecto fundamental, aquello surge alrededor de unos dos años y medio después de que se haya producido la disociación en el niño. Logran disociarlo no sólo a través del abuso, como el abuso sexual, sino también a través de cosas como poner una ratonera sobre sus dedos mientras les enseñan a los padres “No intervengan hasta que el niño deje de llorar. Sólo entonces pueden quitársela”.[2]

Empiezan con formas rudimentarias a los dos años y medio más o menos y saltan bruscamente a otros niveles, tal parece, a los seis o seis años y medio para continuar a lo largo de la adolescencia con refuerzos periódicos en la adultez.

Básicamente en la programación, se acuestan a los niños de 2 años y medio más o menos en una camilla. Ponen una intravenosa en una mano o brazo. Son sujetados con correas y desnudados. Les colocan cables en sus cabezas para monitorear los patrones electroencefalógrafos. Ven una luz pulsante, a menudo descrita como roja, ocasionalmente blanca o azul. Les dan Demerol, la mayoría de las veces, eso creo. Algunas veces usan otros medicamentos, dependiendo del tipo de programación. Creo que lo aprendieron de una ciencia que estipula que deben suministrar x cantidad cada veinticinco minutos hasta que la programación haya concluido.

Entonces describen un dolor en un oído, generalmente el oído derecho, en donde parece que una aguja ha sido colocada, y escuchan sonidos extraños que los desorientan en ese oído mientras ven una especie de estimulación fótica para impulsar el cerebro hacia un patrón de ondas cerebrales con una luz pulsante a cierta frecuencia, parecida a los visores que están disponibles en Sharper Image y tiendas por el estilo.

Entonces, después de un periodo adecuado cuando se encuentran en cierto estado de ondas cerebrales, comienzan con la programación, programación orientada a la autodestrucción y a la degradación de la persona.

En una paciente que tenía en aquel momento unos ocho años de edad y que había aguantado muchas cosas, su programación inicial había empezado en una base militar. Eso es común. He tratado y me he involucrado en casos que son parte de estos proyectos originales de control mental, y sus programaciones también tuvieron lugar en reservas militares en muchos de los casos. Encontramos muchas conexiones con la CIA.

Esta paciente estaba en una escuela del culto, una escuela privada del culto en donde muchas de estas sesiones tenían lugar semanalmente. Ella entraba en un cuarto, la amarraban. Hacían todo este tipo de cosas. Cuando estaba en el estado alterado adecuado, ya no era necesario monitorearla con electroencefalogramas, también le colocaban electrodos, uno en la vagina, por ejemplo, y cuatro en la cabeza. Algunas veces en otras partes del cuerpo.

Entonces comenzaban y le decían, “Estás enojada con alguien del grupo.” Ella decía, “No, no lo estoy” y le daban choques eléctricos violentos. Decían lo mismo una y otra vez hasta que aceptara y no respondiera negativamente. Continuaban, “Y porque estás enojada con alguien del grupo,” o “Cuando estés enojada con alguien del grupo, te lastimarás a ti misma. ¿Entendido? Ella decía, “No” y le daban choques eléctricos. Repetían de nuevo, “¿Entendido? “Bueno, sí, pero no quiero.” Le daban choques eléctricos hasta que aceptaba. Entonces continuaban añadiendo, “Y te lastimarás a ti misma cortándote. ¿Entendido?” Tal vez ella asentía, pero ellos decían, “No te creemos” y le daban choques eléctricos de cualquier modo. “Regresa y repítelo otra vez.”

Proseguían con ese tipo de procedimiento. Ella dijo que usualmente parecía que se iban por treinta minutos, tomaban un descanso para fumar o algo por el estilo y regresaban. Revisaban lo que habían hecho y se detenían, o revisaban lo que habían hecho y continuaban con material nuevo. Ella dijo que las sesiones duraban de treinta minutos a tres horas. Estimaba que eran tres veces por semana.

La programación bajo la influencia de medicamentos en cierto estado de ondas cerebrales, con esos ruidos en un oído al mismo tiempo que le hablaban por el otro, normalmente por el oído izquierdo, asociado con el hemisferio derecho de la función cerebral no-dominante, con ellos hablándole, requería una concentración intensa. A menudo tenían que memorizar y repetir cosas exactamente, palabra por palabra, para evitar el castigo, los choques eléctricos y otro tipo de cosas.

Básicamente así es como se lleva a cabo la mayor parte de la programación. Parte de esta también recurre a otras técnicas típicas de lavado de cerebro. También se usan tipos estandarizados de hipnosis en ciertos momentos. Existe la privación sensorial, la cual sabemos que aumenta la sugestividad en cualquier persona. Con la supresión sensorial total, la sugestividad aumenta de manera significativa, de acuerdo a la investigación. Es común que usen muchas de estas técnicas, incluyendo cámaras de privación sensorial formal antes de que realicen algunas de estas cosas.

[Pausa]

Ahora, permítanme darles tanta información práctica como pueda, ya que no tenemos mucho tiempo.

La manera con la que averiguo si este tipo de programación puede estar presente es con las señales ideo-motoras de los dedos.[3]

Después de prepararlos digo, “Quiero que tu núcleo central interno tome control de las señales de los dedos.” No pregunten a la mente inconsciente. En los casos de abuso ritual que estén averiguando,  deberán dirigirse al núcleo central interno. El núcleo es una parte creada por el culto. “Y quiero que tu núcleo central interno tome el control de esta mano, de estas señales de los dedos y que la señal de sí de ese dedo se levante. Quiero preguntarle a tu núcleo interno si hay una parte de ti, alguna parte de Mary”, ese es el nombre del anfitrión, “que sepa algo sobre Alfa, Beta, Delta, o Theta.”

Si obtienen un Sí, es una señal de que puede ser alguien con un intenso lavado de cerebro formal y de programación.

Entonces pregunto y digo, “Quiero que una parte interna que sepa algo sobre Alfa, Beta, Delta y Theta salga a un nivel en donde pueda hablarme y cuando estés listo di, ‘Aquí estoy’”.

No pregunto si una parte quiere. Nadie en particular quiere hablar acerca de esto. Digo, “Quiero que una parte que pueda decirme esto salga.”

Sin dirigirlos pregúntenles lo que son estas cosas.

He tenido consultas en las que he entrado. Algunas veces he obtenido un Sí a eso, pero mientras continúo con la exploración parece ser un tipo de respuesta para complacer o alguien que quiere, en dos o tres casos, aparentar tal vez que sufrieron abusos rituales y tal vez los sufrieron de alguna forma, pero con una averiguación y una observación cuidadosa resultó obvio que no tenían lo que buscábamos.

Permítanme decirles lo que son. Supongamos que en toda esta primera fila aquí son múltiples y que ella tiene un álter llamado Helen y ella tiene uno llamado Mary, ella tiene uno llamado Gertrudis, ella tiene uno llamado Elizabeth, y ella tiene uno llamado Mónica. Cada uno de estas personalidades alternas puede tener un programa, quizá designado como alfa-cero-cero-nueve. Una persona del culto podría decir, “Alfa-cero-cero-nueve” o hacer alguna señal con la mano para indicarlo y sacar la misma parte en cualquiera de ellos, aunque tengan diferentes nombres que puedan conocer.

Los Alfas parecen representar la programación general, el primer tipo de cosas que se introducen.

Los Betas parecen ser programas sexuales. Por ejemplo, como realizar sexo oral de cierto modo, como realizar el acto sexual en los rituales, tienen que ver con la producción de pornografía infantil, dirección de pornografía infantil y prostitución.

Los Deltas son asesinos entrenados en como matar en las ceremonias.

También puede haber algo de automutilación mezclada con eso, asesinato y aniquilación. Los Thetas son llamados asesinos psíquicos.

 Saben, en toda mi vida nunca había escuchado esos dos términos juntos. Nunca había escuchado las palabras “asesino psíquico” juntas, pero cuando tienes personas en diferentes estados, incluyendo a terapeutas averiguando y preguntando, “¿Qué es Theta?,” y los pacientes les dicen, “Asesinos psíquicos”, tiende a hacer que uno crea que ciertas cosas son muy sistemáticas y muy difundidas.

Esto viene de su creencia en ciertas habilidades y poderes psíquicos incluyendo su habilidad para comunicarse de manera psíquica con la “madre”, incluyendo su habilidad psíquica de causar que alguien desarrolle un aneurisma cerebral y muera.

También es una programación orientada al futuro.

Después está Omega. Normalmente no incluyo esa palabra en mi primera pregunta sobre esto o cualquier parte interna que sepa sobre Alfa, Beta, Delta y Theta porque Omega los sacudirá aún más.

Omega tiene que ver con un programa de autodestrucción. Alfa y Omega, el principio y el final. Esto puede incluir automutilación así como un programa de autoaniquilación.

Gamma parece ser la programación para la protección del sistema y engaño, la cual puede darnos información engañosa, tratar de desviarnos, decirnos verdades a medias, protegiendo cosas diferentes internas. También puede haber otras letras griegas.

Les recomiendo que obtengan un alfabeto griego completo y si han verificado que parte de esto está presente y les han dado algunas de las respuestas correctas sobre lo que representa este material, y no puedo señalarlo lo suficiente, entonces NO LOS DIRIJAN. No digan, “¿Esto es asesinos?” Obtengan las respuestas de ellos, por favor. Cuando hayan hecho esto y parezca estar presente, tomen su alfabeto griego y, con señales ideo-motoras vayan a través del alfabeto y digan, “¿Hay algún programa interno asociado con épsilon, ómicron? Y continúen.

Puede haber algunas sistematizaciones con algunas de las otras letras, pero las desconozco. He encontrado, por ejemplo, en un caso que Zeta tenía que ver con la producción de películas snuff (películas de asesinatos, tortura o violencia extrema) con las que esta persona estaba involucrada. Con otra persona, Omicrón tenía que ver con sus conexiones y asociaciones con el contrabando de drogas, con la Mafia, con grandes negocios y líderes políticos. Así que creo que puede haber cierto tipo de individualismo en algunos de ellos.

Algunos de ellos son programas de “regresa a casa”, programas de “regresa al culto”.

Aquí está la falla del sistema. Han incorporado códigos de desactivación y de cancelación en caso de que si se metieran en problemas puedan desactivar o borrar algo. Estos códigos algunas veces son frases idiosincráticas, o tonadillas. Algunas veces pueden ser números, tal vez seguidos de una palabra. Hay cierta individualidad real en ello. Al principio esperaba que si podíamos obtener algunos de estos códigos tal vez funcionarían con otras personas. Pero no tuvimos suerte. Es muy improbable a menos que hayan sido programados más o menos al mismo tiempo en el mismo pequeño grupo. Cosas que he visto sugieren que los programadores llevan consigo computadoras portátiles que contienen todo lo que hicieron con ellos hace veinte o treinta años en términos de nombres y álter egos, los programas, los códigos, etc.

Ahora, lo que ustedes pueden hacer es obtener los códigos de cancelación, y  preguntar siempre, “Si digo este código, ¿Qué sucederá?” Verifíquenlo dos veces. “¿Hay alguna parte interna que tenga información diferente?” Miren sus señales ideo-motoras, y lo que encontré es que puedes cancelar programas dando los códigos apropiados, pero entonces deben liberar las emociones.

Así que si borran a Omega, que es con el que empiezo a menudo porque representa el mayor riesgo. Posteriormente voy a obtener todos los Omegas, que al principio eran todos los álter egos Omega, para que haya una catarsis de su parte y le regrese al anfitrión todas las memorias asociadas con toda la programación que se hizo con Omega y cualquier parte de Omega que tuvo que ver con una catarsis fraccionada.

Ellos usan la metáfora –y es su metáfora– de robots. Y es como una coraza de robot que desciende sobre el álter ego infante para hacerlo actuar de una manera robótica. De vez en cuando internamente se confrontarán con robots.

Lo que encontré con el primer trabajo, y así acelero el proceso porque lo he confirmado el suficiente número de veces, es que le pueden decir al núcleo, “Núcleo, quiero que veas – está ese robot bloqueando el camino en cierto modo, bloqueando el progreso. Ve del otro lado y mira detrás de la cabeza o en el cuello,” Sólo pregunté sin dirigir, y lo que me han dicho comúnmente es que había cables o un interruptor.

Así que les digo, “Toma los cables o apaga el interruptor y esto inmovilizará al robot y dame la señal del Sí cuando lo hayas hecho.”

Muy pronto obtendrán una señal de Sí.

“Muy bien. Ahora que el robot está inmovilizado, quiero que mires dentro del robot y me digas que es lo que ves.” Generalmente ven uno o varios niños. Les digo que retiren a los niños, hago un poco de magia hipnótica y le pido al núcleo que use un láser y vaporice el robot hasta que no quede nada. Normalmente se asombran de que funcione, al igual que a muchos terapeutas.

[Pausa]

Ahora el problema es que hay muchas capas diferentes en esto. Permítanme darles algunas ideas sobre éstas.

Lo que tenemos aquí es una cantidad innumerable de álter egos. Les hablaré acerca de una de las cosas fascinantes que he visto. Recuerdo que hace poco menos de un año vi algunos casos, algunos de los casos más difíciles en la unidad de desórdenes disociativos de dos de los mejores terapeutas de DPM en este país, que siempre participan en los encuentros internacionales y que han dado conferencias por todo el mundo. Nos pusimos a trabajar y observé algunos de sus pacientes. Se asombraron ante ciertos aspectos por no tener conocimiento de los mismos.

Mientras trabajábamos con algunos pacientes que confirmaron aquellos aspectos, recuerdo a una mujer que había sido paciente interna por tres años, aun seguía internada. Otro que había pasado por un intensísimo año de trabajo con la mejor terapia de DPM que puedan imaginar: catarsis, integraciones, disponibilidad cooperativa, terapia de arte, etc., de forma continua e intensiva durante un año como paciente interno y de dos a tres horas por semana como paciente externo.

En ambos pacientes encontramos que todo ese duro trabajo no había hecho nada más que lidiar con los álter egos hasta la fecha y no habían tocado la programación de control mental. De hecho, no sólo estaba intacto, sino que encontramos que la terapia del que era paciente externo estaba siendo monitoreada por su madre telefónicamente desde otro estado donde ella vivía y que aun seguía teniendo sugestiones intactas que le habían dado de que en un futuro mataría a su terapeuta.

Ahora, una de las cosas que les sugiero es que verifiquen esto cuidadosamente. Les sugiero que pregunten al núcleo, no a la mente inconsciente. Pregúntenle al núcleo. “¿Hay alguna parte interna que sigue en contacto con la gente asociada al culto?” “¿Hay alguna parte interna que vaya a los rituales o a las reuniones del culto?” “¿Lleva Mary algún aparato de grabación dentro de ella?”, si ese es el nombre del anfitrión, “¿un aparato de grabación para que alguien sepa lo que ocurre en las sesiones de terapia?”

Esto no significa que sean monitoreados, algunos de ellos simplemente lo llevan.

Tengo una sensación desagradable por experiencias pasadas, de que a una gran cantidad de víctimas de abuso ritual en este país les están monitoreando las terapias.

Recuerdo a una mujer de veinticuatro años más o menos que afirmaba que su padre era Satanista. Sus padres se divorciaron cuando ella tenía seis años. Después de eso, cuando su padre la visitaba, la llevaba a los rituales hasta los quince años de edad. Ella dijo, “No se ha repetido nada de esto desde que tengo quince años”.

Su terapeuta lo creyó completamente. Nos sentamos en mi oficina. Hicimos una averiguación de dos horas usando hipnosis y encontramos el programa. Además de eso, encontramos que cada terapia había sido interrogada y de hecho le habían ordenado enfermarse y no ir a la cita que tenía conmigo. A otra le habían dicho que yo era parte del culto y que si venía yo sabría que me había mentido y la castigaría.

Si algo significativo sale del paciente que está siendo monitoreado de esa forma –por lo que sé de mis experiencias, el paciente es torturado con choques eléctricos– creo sinceramente que si los pacientes están en esta situación, no se puede hacer nada significativo por ellos aparte de apoyarlos y cuidarlos y hacerles saber que te preocupas por ellos y que siempre estarás ahí para apoyarlos. Pero yo no intentaría trabajar con cualquier tipo de material profundo o en una desprogramación, porque pienso que no se puede hacer nada por ellos, aparte de contribuir a que les torturen y los lastimen, a menos que puedan llegar a una unidad clínica segura durante un extenso periodo de tiempo para hacer el trabajo requerido.

Tengo la impresión de que cuando comiencen a preguntar, se van a encontrar con que probablemente más de la mitad de sus pacientes, si son consanguíneos, es decir si sus madres, padres o ambos están involucrados en el culto, sin duda estarán siendo monitoreados de forma continua.

[Pausa]

Ahora bien, cuando vayan por debajo de los álter egos, llegarán allí a Alfa, Beta, Delta, Theta, etc., la programación de letras griegas, y entonces aparecerán programas de seguridad. Normalmente habrá un código de cancelación para esas seguridades. Puede que haya un código que combine todas las seguridades en uno solo y después un código de cancelación para todas ellas, simplemente un código que borrará todos los programas de seguridad. Así que obtengo el código para, digamos, Omega y para todas las seguridades de Omega al mismo tiempo. Después de haber preguntado, “Qué pasará si doy esto”, doy el código y entonces pregunto “¿Qué estás experimentando?” A menudo describen un zumbido de computadora, cosas borrándose, explosiones internas, todo tipo de cosas interesantes.

Algunos terapeutas volvieron a mi diciéndome “¡Dios! yo nunca mencioné nada sobre robots;  ella decía algo sobre la vaporización de robots”.

Recuerdo a un terapeuta que había estado conmigo en varias sesiones de hipnosis y me consultó acerca de una situación de DPM crítica. Le dije que inquiriera sobre Alfa, Beta, Delta y Theta. Ella lo hizo, volvió a mi diciendo “Sí, recibí una indicación de que está ahí. ¿Qué es?” Le dije, “No voy a decírtelo. Regresa y pregúntale acerca de esto”.

Fijamos una cita pasada una semana más o menos. Ella volvió a verme y dijo, “Pregunté qué era Theta y ella me dijo “asesinos psíquicos”. Le pregunté que era Delta y me dijo que eran “asesinos”. De acuerdo.

Así que le hablé sobre este tema en una consulta de dos horas. Me llamó de vuelta y me dijo: “Esto me parecía demasiado increíble. Mientras escuchaba, pensé “¿Habrá estado Cory trabajando demasiado? Me avergüenza admitirlo y te tengo en alta estima profesional, pero todo esto parecía tan exageradamente sacado de las tinieblas que realmente pensé, ¿Está Cory teniendo algún colapso nervioso o algo así? Pero te respeto lo suficiente como para hacerte preguntas acerca de esto. Le hice las preguntas a otro paciente con DPM y ella no tenía nada de esto.”

Así que empezó a describir  cosas y como trabajaba con esta paciente, por ejemplo como al usar un código de cancelación la paciente comenzó a describir cosas como la vaporización de robots y cosas por el estilo. La terapeuta me dijo, “Yo no le había dicho nada sobre ello.”

Bueno, ahí está el problema. Hay distintas capas y creo que algunas de ellas están diseñadas para mantenernos dando vueltas en círculo por siempre. Los programadores se imaginaron que por lo general, nosotros no profundizaríamos por debajo de los álter egos que crearon a propósito.

La manera de crear Candidatos de Manchuria se basa en dividir la mente. Es parte de lo que la Comunidad de Inteligencia quería investigar. Si pretendes crear un asesino, tienes que conseguir que alguien haga algo, lo que haces es dividir su mente.

Me fascinan los casos como el de Robert Kennedy, en los cuales Bernard Diamond examinó a Sirhan Sirhan, y encontró que había sufrido una amnesia total sobre el asesinato de Robert Kennedy, pero bajo hipnosis pudo recordarlo. Pero a pesar de las sugerencias que pudiera recordar conscientemente, no podía recordar nada en absoluto fuera de la hipnosis. Me hubiera encantado examinar a Sirhan Sirhan.

Nos encontramos con que debajo de esto existen algunas capas más. Una se llama “La Programación Verde” tal parece. ¿No es interesante que el nombre del doctor sea precisamente Dr. Green?

Una de las preguntas que planteo de tal manera que cualquier contaminación sea descartada, y a partir del momento que puedo identificar algo de todo esto en el paciente basándome en unas cuantas respuestas correctas, es “Si hubiera un doctor asociado a esta programación y si su nombre fuera un color, ya sabe, como Dr. Chartreuse (color verde amarillento) o algo así, si su nombre fuera un color, ¿Qué color sería?”

Ahora bien, de vez en cuando unos tres o cuatro pacientes me han respondido con otros colores y percibía como que trataban de disimular algo aunque realmente no creía que lo tuvieran. En un caso obtuve otro color y después supe que un doctor cuyo apellido era un color y que había sido entrenado por el Dr. Green hace casi treinta años, había supervisado parte de la programación de esta mujer.

Recuerdo que una mujer no pudo responder nada. Ningún álter ego respondía. Dije “Muy bien” y continuamos con otro material. Dos minutos después ella dijo, “Green (verde), ¿Se refiere al doctor Green?”

Encontramos esto en muchos casos. Parece haber algún tipo de Programación Green bajo de esto y sospecho que podemos bajar a programas más específicos y más centrales cuanto más profundizamos.

Bueno, la Programación Green se basa en dos elementos Ultra-Green y Árbol Verde. El misticismo cabalístico está mezclado con todo esto. Si vas a trabajar con esto, necesitas leer un par de libros sobre La Cábala. Uno es de una mujer llamada Dion Fortune titulado “Qabala”, con “q”. El otro es de Ann Buffer-Heller y se llama “La Kabbalah”.

Yo no sabía nada sobre la Cábala.[4] Fue interesante. Un paciente se había sentado en mi sala de espera, llegó allí bastante temprano y dibujó un detallado Árbol Cabalístico multicolor hace dos años. Me llevó casi dos años entender qué era. Finalmente, al mostrarle el dibujo a alguien me dijo, “Sabes, eso se parece mucho a un Árbol Cabalístico”, eso me hizo recordar un viejo libro esotérico y empecé a indagar. Ese era el contexto del Dr. Green.

Ahora, lo interesante acerca del Árbol Verde es que su nombre original era Greenbaum. ¿Qué significa Greenbaum en alemán? Arbol Verde. Ultra-Arbol y Arbol Verde.

También he tenido pacientes que no parecían saber que su nombre original era Greenbaum, y que aceptaban que había partes dentro de si mismos llamadas “Sr. Greenbaum”.

Ahora, permítanme darles algo de información acerca de estas partes internas, que creo les será de gran ayuda si van a preguntarles a sus pacientes acerca de esto, porque mi experiencia es que una parte les dará alguna información y posteriormente, no dirá nada más, se volverá a la defensiva, tendrá miedo o se callará. Y entonces aplican una táctica evasiva, se detienen para tomar otra dirección y se encuentran con otra parte. Les voy a indicar a qué partes deben dirigirse para preguntarles si alguna lleva ese nombre.

Y de paso, cuando estoy analizando a los pacientes, les hago preguntas de tanteo, “¿Hay alguna parte interna con este nombre y con este otro?” para verificar si las respuestas son genuinas o no. Por ejemplo, pregunto “¿Además del núcleo, hay alguna parte interna denominada Sabiduría?”. La Sabiduría es una parte del Árbol Cabalístico. Sabiduría, según he podido encontrar a menudo, les será muy útil y les proporcionará mucha información. “¿Hay alguna parte interna llamada Diana?”. Quiero decir que puedo lanzar todo tipo de cosas. “¿Hay alguna parte interna llamada Zelda?” No me he encontrado con ninguna Zelda todavía. Intento hacer esto sólo para ver qué respuestas obtengo, lo hago cuidadosamente. Diana es una parte del Sistema Cabalístico que está asociada con otra parte llamada Fundación. Estarán fascinados al enterarse.

¿Recuerdan la Iglesia del Proceso? ¿La esposa de Roman Polanski, Sharon Tate, quien fue asesinada por la Familia Manson, que estaba relacionada con la Iglesia del Proceso? Muchas personas prominentes en Hollywood estaban relacionadas con ella y posteriormente, según los libros, se volvieron clandestinas por 1978 y desaparecieron.

Bien, pues están todas vivas y coleando en el Sur de Utah. Tenemos un informe muy extenso del Departamento de Seguridad Pública que ha documentado que se instalaron en el Sur de Utah, al norte de Monument Valley, compraron un rancho en el desierto, lo renovaron, ampliaron y construyeron una serie de edificios, cuidadosamente controlados, de forma que muy pocas personas salen de ahí, nadie puede entrar y cambiaron su nombre. Una palabra clave en su nombre es “Fundación”. La Fundación. Existen otras palabras.

La Fundación es parte del Árbol. Así que pueden preguntar “¿Hay alguna parte interna conocida como La Fundación?”. También puedo preguntar otras cosas como “¿Hay alguna parte conocida como el Sub-sótano?” o “¿hay algo conocido como Los Muros?” Hay varias preguntas que pueden hacer para efectuar una especie de investigación.

También he encontrado a menudo una parte llamada “Maestro Negro,” una parte denomina “Programador Maestro”, y que habrá operadores de computadoras dentro.

¿Cuantos de ustedes han encontrado aspectos de computadoras en sus pacientes? Normalmente habrá operadores de computadoras: Operador de Computadora Negro. Operador de Computadora Verde, Operador de Computadora Púrpura. Algunas veces tendrán números también, algunas veces se llamarán Directores de Sistemas de Información. Se puede averiguar quien está al mando de ellos. Esa será una fuente de información para ustedes. Le preguntó a la parte interna. “¿Hay una parte interna llamada Dr. Green?” Según mi experiencia, encontrarán que normalmente es el caso, si es que tienen este tipo de programación.

Normalmente con un poco de trabajo y reestructuración pueden ayudarles a darse cuenta de que realmente eran una parte infantil que estaba desempeñando un papel y que no tenían ninguna opción, pero que ahora sí la tienen. Saben, ellos cumplieron con su papel muy, muy bien pero ya no tienen que continuar jugando ese rol porque de hecho, están seguros aquí. “Si el culto simplemente averiguara que has hablado conmigo y que compartiste información, dime ¿qué te harían?”

Enfaticen que la única forma de salir es a través de ustedes y que necesitan cooperar, compartir información, ayudarles y que ustedes entonces los ayudarán.

Así que todas estas partes pueden proporcionarles mucha información. Ahora, ellos han tratado de proteger esto cuidadosamente. Permítanme darles un ejemplo con el Ultra-Green.

Solía pensar que esta programación sólo existía en descendientes del culto. Pero también la encontré en personas sin descendencia, pero es un poco diferente. No quieren que sea exactamente igual. No creo que encuentren cosas profundas como Ultra-Green y probablemente ni siquiera la programación Green con pacientes sin descendencia. Pero primero permítanme decirles algo que descubrí en un paciente sin descendencia y después en uno con descendencia.

Íbamos con el tratamiento y una paciente sin descendencia ya casi se había recuperado, aproximándose a la integración final, y de repente comenzó a tener alucinaciones viendo como sus dedos se convertían en martillos y cosas por el estilo. Entonces empleé un puente de afecto, hicimos una regresión y descubrimos que lo que sucedía era que ellos la habían sugestionado, diciéndole que si alguna vez llegaba a recuperarse hasta cierto punto, enloquecería.

Para realizar esto, la amarraron y le dieron LSD cuando tenía ocho años de edad. Cuando comenzó a alucinar, le hicieron preguntas acerca de la naturaleza de sus alucinaciones, a fin de poder utilizarlas como se hace con el método Ericksoniano para añadir ramificaciones sobre éstas y combinar luego el efecto de los narcóticos con ciertas sugestiones potentes. “Si algún día llegas a este punto, enloquecerás. Si algún día llegas a reintegrarte por completo y a recuperarte, enloquecerás así, y te enviarán a un manicomio por el resto de tu vida.”

Hicieron estas sugestiones en forma vigorosa y reiterada. Finalmente introdujeron otras sugestiones, diciéndole que “en lugar de permitir que eso suceda, sería más fácil simplemente que te suicidaras”.

En el caso de una paciente descendiente, cuando comencé a indagar sobre materia profundamente arraigada, ella comenzó a presentar síntomas similares. Hicimos una regresión y descubrimos que le habían hecho exactamente lo mismo.

Esto se denominaba la “Green Bomb” (Bomba Verde). B-O-M-B. Hay muchas constancias internas interesantes de juegos de palabras relacionados con el Dr. Greenbaum, su nombre original.

Ahora bien, en este caso le habían hecho esto por primera vez a los nueve años de edad y más tarde, sólo que su caso era diferente. Le habían hecho sugestiones para que se volviera amnésica. “Si algún día recuerdas algo acerca del Ultra-Green y el Árbol Green, enloquecerás. Te convertirás en un vegetal y te encerrarán para siempre.” Por último, las sugestiones añadían: “Y será más fácil que te suicides antes de que esto te suceda, si alguna vez llegas a recordarlo.”

Tres años más tarde, a los doce años, emplearon lo que suena a una entrevista Amytol [Sodio] con el fin de ver si era posible frenar la amnesia. No pudieron. Entonces prosiguieron a amarrarla nuevamente y le dieron algo para paralizar un poco su cuerpo, le suministraron LSD, en una dosis más fuerte, y reforzaron todas las sugestiones.

A los dieciséis le hicieron algo similar.

Así que éstas son algunas de las trampas explosivas con las que uno se topa. Existe un gran número de casos como éste en los que combinaron efectos poderosos de drogas con sugestiones para evitar que nosotros descubriéramos algunas de estas cosas más profundas.

¿Cuál es el fondo?

Las suposiciones de ustedes son tan buenas como las mías, pero les puedo decir que he conocido a muchos terapeutas que se sintieron bloqueados con estos casos que no marchaban ni para atrás ni para adelante. De hecho, aquí hay alguien a quien le di cierta información básica en Ohio hace unos meses, y quien dijo que eso había despertado todo tipo de cosas en un paciente que no estaba mostrando ningún progreso. Eso es algo común.

Creo que podemos descender hacia niveles más profundos y que si entramos en contacto con parte del material más profundo, es posible que todo el material que se encuentre por encima sea destruido también. Pero ni siquiera sabemos eso aún.

Entre algunos de los pacientes con quienes trabajo, a menudo hemos tratado materiales del más alto nivel. Les diré cómo hemos hecho esto.

Tomamos y borramos un sistema como el Omega. Después presenciaremos una gran catarsis de todos los recuerdos y sentimientos en una catarsis fraccionada asociada con esas partes. Por lo general les digo: “Ahora que hemos hecho esto, ¿siguen existiendo otros recuerdos y sentimientos que pertenecían a Omega?” A menudo la respuesta es “No”. En ese momento digo: “Por lo general descubro que en este punto, la mayoría, si no es que todas esas partes que solían ser Omega, ya no sienten ningún deseo ni necesidad de ser diferentes, ya que se dan cuenta de que originalmente provocaron en ti una fragmentación y desean regresar a casa con Mary y volverse uno con ella nuevamente.” Ahora uso con frecuencia el concepto de regresar a casa y convertirse en uno con ella/él, lo cual descubrí con un paciente. También empleo la frase “volver al punto de donde saliste”. “¿Hay otras partes de Omega dentro, que no se sientan cómodas con eso o que tengan comentarios o inquietudes al respecto?” Si las hay, hablamos con ellas. Las tratamos. Es posible que algunas no se integren. Mi experiencia me demuestra que en la mayoría de los casos se integrarán y es posible que lleguemos a integrar veinticinco partes de una sola vez en un complejo poli fragmentado de DPM.

Estimo que es de una importancia vital liberar los sentimientos antes de continuar. Además, en algunos pacientes no parece importar el orden que sigamos, pero he tenido algunos casos en que sí. Si no parece importar, por lo general empiezo por Omega, después Delta, porque poseen un mayor potencial de violencia. Después Gama para deshacerse de lo que respecta al engaño a sí mismo. Antes de asumir cualquier cosa y proceder de ese modo, lo que hago es que, una vez que he tratado con Omega y que les he mostrado que es posible triunfar y que, en efecto, a veces sucede, los pacientes se sienten aliviados, y entonces les digo: “Quiero preguntarle al núcleo –a través de los dedos– si hay algún orden específico en que se deban eliminar los programas.” Saben, tal vez no sea importante, y la mayoría del tiempo la respuesta es “No”. Pero hay casos en que obtenemos un “Sí”.

Recomiendo realizar esto una, dos o tres veces, porque produce alivio y una sensación de optimismo en el paciente. Pero más tarde recomendaría comenzar investigando los elementos que se hallan en un nivel más profundo, obtener lo que tengan que decir y las recomendaciones acerca del orden a seguir. ¿Preguntas?

P: ¿Cuál ha sido la edad general y el género típico de esta clase de persona?

Dr. H: Sé de casos en los que esto se dio en hombres y mujeres. Sin embargo, la mayoría de pacientes que conozco y que están siguiendo un tratamiento por DPM por abuso ritual son mujeres. Sé de algunos hombres que están siendo tratados en los que hallamos esto también.

Hace un tiempo hablé con un pequeño grupo de terapeutas. Les conté algo sobre esto. En medio de la conversación, una trabajadora social comenzó a ponerse pálida. Obviamente tuvo una reacción. Le pregunté qué le sucedía, y me respondió: “Estoy trabajando con un niño de cinco años.” Luego agregó: “Hace tan sólo unas semanas dijo algo acerca de un tal Dr. Green.” Continué hablando y mencioné algunas de estas cosas, y ella volvió a sacudir la cabeza. Dije: “¿Qué pasa?” Me respondió: “Me ha estado hablando espontáneamente de robots y de Omega.”

Creo que ustedes hallarán variaciones de esto, y que ellos lo han modificado, probablemente cada tantos años, y quizás de algún modo a nivel regional para despistarnos, pero seguirá existiendo algunos elementos básicos y fundamentales en común.

He visto esto en gente hasta de cuarenta años de edad, incluyendo a personas cuyos padres se encontraban en puestos muy, pero muy altos en la CIA, y varios casos por el estilo. Tuve algunos pacientes que originalmente habían formado parte del Proyecto Monarca, nombre con que se denomina al proyecto de Inteligencia del gobierno. ¿Una pregunta allí al fondo?

P: Aún no comprendo cómo se comienza, cómo descubre la manera de borrar los sistemas. ¿Cómo se obtiene esa información?

Dr. H: Yo diría: “Quiero que el núcleo, si es necesario, utilice la habilidad de comunicación telepática que usted tiene para leer la mente”, porque ellos creen en ese tipo de cosas. “Entonces la utilizaré…” Fui entrenado acerca de cuestiones ericsonianas, “…para que obtenga para mí los códigos de eliminación de todos los programas Omega. Una vez que lo haya hecho, quiero que se levante el dedo del sí.” Después les pido que me lo digan. “¿Existen copias de seguridad de los programas Omega?”. “Sí.” “De acuerdo, ¿cuántas copias de seguridad hay?” “Seis”, dicen, por ejemplo. Los números varían. “¿Existe un código de eliminación para todos los programas de respaldo?” “No.” “¿Existe un código de eliminación que combine todos los programas de copias de seguridad en uno solo?” “Sí.” “Obtenga ese código para mí, y cuando lo tenga, hágame nuevamente la señal del sí.” En algunos casos puede ir así de rápido cuando no hay mucha resistencia. ¿Pregunta?

P: Sí, ¿puede decirme lo que sabe acerca de los riesgos que corre el terapeuta?

[Risas]

Dr. H: Usted tendría que preguntarlo.

P: Sí, me gustaría saber eso. Qué tipo de datos posee usted, ya que ha estado en contacto con muchas personas. No sólo amenazas, sino también cualquier daño, cualquier problema familiar que pudo haber surgido. Esa es una pregunta. La segunda es si sabe de alguien con este nivel de disociación y trauma que haya tratado usted –u otros– que se haya recuperado. ¿Integrado? ¿Qué esté entero y feliz?

Dr. H: Pues bien, tengo un caso múltiple sin descendencia, un caso múltiple complejo que consistía en este tipo de programación, en donde ellos tenían mucho acceso al paciente en calidad de vecinos y en donde el doctor… por cierto, hallarán algunos médicos altamente involucrados. Han alentado a los suyos a que fuesen a escuelas de medicina para tener autoridad en la prescripción de drogas y ocuparse de sus pacientes, para tener acceso a la tecnología médica y no caer bajo sospecha. En Utah, de hecho, ha habido algunos que hoy ya han sido capturados. En Utah tenemos ahora a dos investigadores de abuso ritual trabajando a tiempo completo con una jurisdicción a nivel estatal, bajo la supervisión de la Oficina del Procurador General que se encarga exclusivamente de investigar este problema.

[Aplauso]

En enero, en una encuesta realizada por el periódico principal y la estación de televisión del estado de Utah, se descubrió que el noventa por ciento de los habitantes de Utah creen que el abuso ritual es genuino y real. No todos creen que ocurra con frecuencia, pero parte de ello fue impartido en dos años de trabajo por parte de la Comisión Gubernamental sobre el Abuso Ritual, que entrevistó, habló, organizó encuentros y recopiló datos.

Por cierto, cuando la gente dice: “No hay pruebas. Nunca hallaron ningún cuerpo”, eso es una tontería. En Idaho se encontró el cuerpo de un niño.

El verano pasado tuvieron el caso de un sujeto que fue convicto por cargos de asesinato de primer grado, más dos personas que fueron arrestadas durante el verano, en donde el dedo y la cabeza de una adolescente fueron hallados en el refrigerador, y se los encarceló en Detroit por asesinato en primer grado.

Sí existen casos y cadáveres.

Volviendo al riesgo: no conozco a ningún terapeuta que haya sufrido daños. Pero algunos pacientes nos informan que llegará un día en el futuro en el cual podríamos correr el riesgo de ser asesinados por pacientes que han sido programados para matar en un momento determinado a alguien señalado y a cualquier miembro de su familia que no sea activo. Pero de ahí a que esto suceda, es una especulación. ¿Quién lo sabe con certeza? Tal vez, pero yo no creo que uno esté a salvo de todo riesgo. ¿Una pregunta en el fondo?

P: Me da la impresión de que parece haber cierta similitud entre estos tipos de programación y aquella gente que declara haber sido abducida por naves espaciales y que se han visto sujetas a sondeos físicos y a una reprogramación, y toda esa clase de cosas. Dado que Cabo Cañaveral se encuentra al otro lado de la península de Florida de donde estoy, y no creo que haya habido ningún reporte de naves espaciales recientemente, me preguntaba si existe alguna relación entre esto y aquello.

Dr. H: Compartiré mi especulación al respecto, que en realidad es lo que me han dicho otros. Yo no he tratado con ninguna de estas personas. Sin embargo, conozco a un terapeuta en quien tengo mucha confianza y respeto, y quien me informó acerca de todo esto hace unos años. Él lo ha visto en muchos pacientes y demás, y está firmemente convencido de que estas personas son víctimas del abuso ritual que han sido programadas con este tipo de cosas para destruir toda su credibilidad.

Si alguien viene y reporta una abducción extraterrestre, ¿quién ha de creerle cualquier otra cosa en el futuro?

Es también el tipo de cosas que uno puede señalar y decir: “Esto es tan ridículo como lo otro.”

Todo lo que sé es que recientemente tuve una consulta, una consulta telefónica con un terapeuta. Yo la había estado instruyendo acerca de algunas cosas de este tipo. Al consultar sobre un tema en la quinta o sexta entrevista, dijo: “Por cierto, ¿sabes algo acerca de este tema?”. Yo respondí: “Pues no realmente.” Y compartí con ella lo que acabo de compartir con ustedes. Le dije: “Si fuera yo quien tratara con este sujeto (que ella había estado viendo desde hacía algunos meses), pediría que el núcleo tomara el control de las señales de los dedos y preguntaría acerca de Alfa, Beta, Delta y Theta.” Así procedió ella, y unas semanas más tarde me llamó y me dijo: “Vaya, tenías mucha razón. Dentro hay una parte que se llama Dr. Green. Sí que existe este tipo de programación.”

P: ¿Cuál es la diferencia entre esta clase de programa y el tipo de abuso que se realiza en una secta o el abuso satánico en esas sectas con velas y el…

Dr. H: En las sectas, este tipo de programación se realiza con las velas y todo lo demás. Yo creo que esto simplemente se le hace a la gente cuando se tiene fácil acceso a ella, o cuando tienen una misma descendencia y sus padres son miembros de la secta y pueden así criarse dentro de ésta desde una edad temprana. Si compartes la descendencia, son una generación elegida. Si no, son prescindibles y se espera que mueran o no se recuperen.

Uno se topará con trampas explosivas en su camino si no son gente de una misma descendencia. Éstas harán que cuando la persona se recupere, se suicide. Les contaré sólo un poco acerca de ello.

Creo que algunas personas que fueron víctimas de abuso ritual y no les sucede esto, han sido abusadas ritualmente pero puede que formen parte de un grupo fuera de la corriente dominante. El satanismo entra en la filosofía general, sobrepasando todo esto.

Hay personas que dicen: “¿Cuál es el propósito de todo esto?” Yo pienso que el propósito es crear una armada de Candidatos Manchurianos, decenas de miles de robots mentales que entrarán en la prostitución, se involucrarán con la pornografía infantil, traficarán con drogas, se meterán en el tráfico internacional de drogas, realizarán películas en donde se filma el asesinato o la muerte real de una persona, todo tipo de actividades muy lucrativas, y hacen una oferta, hasta que finalmente los megalómanos en la cima creerán que crearán un Orden Satánico que gobernará el mundo.

Una pregunta más. Después les daré algunos detalles, y debemos acelerar el paso.

P: Usted ha insinuado y dicho implícitamente que en algún punto en un nivel alto del gobierno de los EEUU se encuentra  apoyo para este tipo de cosas. Sé que no tenemos mucho tiempo, pero ¿podría simplemente decir unas palabras más acerca de la documentación que pueda existir para hacer esta sugestión?

Dr. H: No existe mucha documentación. Nos llega de boca de víctimas que son testigos en peligro.

Lo interesante es cuánta gente ha descrito el mismo escenario y cuántas de las personas con quienes hemos tratado tienen familiares en la NASA, la CIA y las Fuerzas Armadas, incluyendo gente en puestos muy altos del ejército.

Puedo decirles que un amigo y colega mío que tiene probablemente el equivalente al espacio de la mitad de la mesa que ven en aquél rincón de la sala, llena de cajas con documentos desclasificados de investigaciones sobre el control mental realizadas en el pasado, y que han terminado siendo desclasificadas después de un periodo considerable (algunas décadas). Ha leído más documentos del gobierno sobre el control mental que cualquier otro individuo. Escribió un informe hace exactamente una semana y media, en el que solicita que se desclasifique información acerca del Proyecto Monarca, a fin de que podamos descubrir algo más al respecto.

Ahora bien, permítanme mencionar algo acerca de este tema, que según mi experiencia me indica, está presente en muchos pacientes y con lo que ustedes se podrían topar en un estado avanzado del proceso. Sé que estoy dándoles mucha información de forma acelerada. Ignoran por completo muchas cosas y en cuanto a otras seguramente pensarán: “Dios, ¿es posible que algo de todo esto sea cierto?” Simplemente pregunten. Descúbranlo en sus pacientes y si tienen suerte no habrá nada de esto. En cierto punto de un nivel profundo, es posible que encuentren cosas así. Permítanme describir, si logro encontrar mi bolígrafo, cómo es el sistema en una paciente. Una paciente que traté durante un buen tiempo, una persona sin descendencia.

Habíamos realizado lo que parecía haber sido un trabajo exitoso y conseguimos una integración final. Ella regresó a verme el año pasado y me dijo que estaba teniendo una conducta sintomática en algunas áreas. Comencé a indagar. Descubrí allí una parte que habíamos integrado. Básicamente, esta parte dijo: “Había algo más sobre lo cual no podía hablarle y usted me integró así que tuve que dividirme.”

Yo había hecho algunas indagaciones acerca de programas tales como Alfa y Beta a modo de rutina. Descubrí que estaban allí, y le dije a esta parte: “¿Por qué no me hablaste acerca de esto?”. Respondió: “Bueno, le dimos algunas pistas pero las pasó por alto.” Luego me dijo: “Lo siento. Sabemos que usted no sabía lo suficiente para ayudarnos, pero ahora sabemos que puede.”

Por lo que aquello comenzó a emerger. Era interesante. Esta parte describió el sistema global –veamos si logro recordarlo ahora– de la siguiente manera: el círculo representaba el daño par al cuerpo, un sistema de álter egos cuyo objetivo principal era lastimarla, incluyendo síntomas como la automutilación de Munchhausen, y otro tipo de cosas. Cada uno de los triángulos representaba a su vez otro sistema. Ella dijo: “Excepto conmigo”, esta parte, “en todo el trabajo que hicimos antes, usted trató con todo el círculo pero no tocó el resto.”

De acuerdo. En el centro de todo esto había otro sistema más, compuesto por el árbol cabalístico, el cual como algunos de ustedes sabrán, tiene más o menos este aspecto con líneas en el medio, y así sucesivamente. He aquí una leve aproximación. Aquello representaba otro sistema.

Después, una vez que pasamos por esto, ella insinuó que todo se medía con, ¿cómo se dice?, un reloj de arena. Cada vez que creía que estábamos en la integración final, encontraba otras partes.

El marido de esta persona tenía un ojo de lince y prestaba atención a ciertas cosas que luego descubriríamos eran indicadores fiables. Con mucha frecuencia me llegaban pruebas de una disociación al cabo de unos días. De repente, salía. Saben, lo que hallamos fue que… continué encontrando evidencia de una disociación y hallaba partes. Finalmente encontré esta parte, me enfadé con ella y dije: “¿Por qué me mienten cuando hago estas preguntas ideo-motoras?” Esta parte respondió: “Porque no comprendes. Nos vas a matar a todos.”

Empezamos a conversar y luego básicamente me dijo: “Ha sido programado para que si usted lo logra y cree que ha tenido éxito, fracase. Lo construyen para reírse de usted, para que si alguna vez nos integra, muramos.”

He aquí lo que dijo, lo que esta parte dijo: “Yo soy uno de los doce discípulos”, y he visto esto en otros, doce discípulos dentro del reloj de arena, cada uno de los cuales debía memorizar una lección de discípulo que contenía premisas básicas de tipo satánico, filosofías de vida tales como “sé bueno con aquéllos que te lastiman, odia a quienes son buenos contigo,” etc., etc. Debe haber dos o tres oraciones así asociadas con cada uno, y las tuvieron que memorizar. Ellos dijeron: “somos como granos de arena que caen y cuando caiga el último grano de arena, llegará la Muerte.” Pregunté: “¿Es la Muerte una parte?” “Sí. Cuando caiga el ultimo grano de arena, se despierta el Gigante Durmiente.” El Gigante Durmiente era la Muerte, quien debía luego matarlos en el día uno o seis después de haber despertado, a menos que se hicieran ciertas cosas, e hicimos algunas de éstas.

Bueno, también descubrimos que la muerte tenía una hermana de respaldo, usada con espejos para crear la parte hermana. Tuvimos que atravesar y tratar eso también.

La muerte tenía algunos elementos que según las partes debían ser integrados. Comencé diciendo: “Ah, vamos, ya le han mentido antes.” Ella respondió: “Espere un minuto. Esto es lo que me dijeron que diría. Dijeron que ningún doctor creería que fuera necesario llegar a semejantes extremos para curarnos y que esa era una de las razones por las cuales fracasarían.” Dije: “Bueno, dígame, vuelva a decírmelo.” Ella dijo: “Tengo que vestirme toda de rojo. Necesito Demerol, tengo que haber tomado Demerol. Se me tiene que dar un código y debe ser en una habitación completamente obscura. Debe hacerse durante el primer o el sexto día después de que esta parte se haya despertado.”

Yo me dije que no tenía nada que perder. Le pedí a una psiquiatra que le suministrara un poco de Demerol. Usamos el código. Mi oficina no tenía ninguna ventana, de todos modos. Era bastante fácil. Ah, y tenía que haber cuatro velas prendidas, creo, sí. Pues, muy bien. Lo hicimos y todo salió bien. Tal vez habría funcionado si no lo hubiéramos hecho, pero decidí no correr el riesgo y confiar en la paciente.

Bien, continuamos y encontramos otra parte, la Muerte y la Destrucción, otro programa de seguridad, también con una hermana a la cual teníamos que acceder. En realidad, creo que ahí se trataba de dos programas de seguridad.

Curiosamente, la última parte era extremadamente agradable, hecha expresamente de esta manera para que ellos no quisieran deshacerse de ésta, ya que era tan adorable, cariñosa y dulce, a tal punto que ni siquiera llegarían a desear librarse de ella. Después notamos que la paciente continuaba albergando estos sentimientos hacia esta última parte que quedaba, oscura y negra por dentro.

¿Qué fue lo que encontramos? Una cortina. Dijo: “Ellos asumieron que si alguna vez usted llegaba a alcanzar este punto, lo haría”, y, por cierto, a lo largo del proceso, ya nos habíamos topado con este asunto del LSD y la programación Green Bomb. El mensaje era el siguiente: “Detrás hay una cortina que oculta los sentimientos y recuerdos que quedan, pero no se puede abrir desde el centro. Es como el telón de un escenario. Hay que abrirlo de esta manera,” para que no se pueda abrir. Asumieron que intentaríamos tratar todos los sentimientos. No se puede abrir hasta que hayamos tratado esta última parte e integrado estos sentimientos. Hasta ahora, parece que la integración se mantiene.

Así que he hallado la Muerte, la Destrucción, y el Reloj de Arena en una misma descendencia. “El Árbol y el Reloj de Arena”, según me informó esta paciente, “fueron hechos con arena porque se suponía que debíamos morir. Somos prescindibles. Somos la generación no escogida.”

He oído decir en varias oportunidades que lo que contiene el Reloj de Arena en la gente de una misma descendencia son cristales o sangre.

A propósito, uno puede hacer cosas realmente sencillas, como por ejemplo, tumbar el reloj de manera tal que nada caiga, para que de ese modo el tiempo se detenga y uno pueda efectuar el trabajo necesario. Esparzan los granos de arena en una playa para que no se puedan contar ni calcular el tiempo. Esta fue una idea que me dio una víctima de abuso ritual a la que otro terapeuta había realizado este tipo de programación.

Por lo tanto, esas podrían ser algunas otras pistas acerca de lo que puede ser útil o importante. Estamos hablando de cosas muy intensas, y en mi opinión, a niveles profundos esto nos provoca dos sentimientos:

Lo primero que me da es esperanza porque alcanza el material y permite progresar como nada lo ha hecho con esta gente que lo padece.

Lo segundo es que también me desmoraliza, porque si bien hace tres años tenía una idea bastante clara acerca del alcance de lo que le habían hecho a estas víctimas, no tenía una apreciación en cuanto a la profundidad, alcance e intensidad de lo que habían hecho.

Quisiera regresar a esta otra pregunta. ¿Cuántos de ellos pueden recuperarse?

No lo sabemos. En la mayoría de los casos en la profesión de la salud mental contamos con que dos tercios de los pacientes mejorarán, o incluso el setenta por ciento. Hay muy pocas probabilidades de que podamos curar a todo el mundo. Creo que una de las cosas más tristes a las cuales nos vemos confrontados es que muchos de estos pacientes probablemente nunca se repondrán.

En lo personal, creo que si los están influenciando, su única esperanza de recuperarse sería lograr de alguna manera cortar el contacto.

Ahora bien, conozco a pacientes que se mudaron a otros estados y que simplemente tenían personalidades alternas de un nivel profundo. Descolgaron el teléfono para llamar y dijeron: “Esta es nuestra nueva dirección y número de teléfono”, para que de ese modo alguien se encargara de ellos a nivel local. Me refiero a una unidad de pacientes internos durante un cierto periodo de tiempo. Si pertenecen a un culto de esa área y siguen siendo monitoreados y trastornados, personalmente creo que no podemos curarlos ni podemos ofrecerles nada más que un cuidado y apoyo humanitarios.

A muchos terapeutas no les gusta oír eso. Esa es mi opinión. Creo que si de alguna manera tienen la suerte de contar con los medios necesarios como para contratar algún tipo de protección y que hayan conseguido apartarse como sea de esas influencias para poder trabajar con ellos sin intromisiones, entonces tienen una posibilidad de alcanzar algo que se asemeje a la normalidad y viabilidad una vez finalizado nuestro tratamiento intensivo.

Personalmente, no creo que nadie que haya recibido este tipo de programación se halle en condiciones saludables aún en este país. Hay algunos que van por buen camino. Tengo un par de pacientes que han progresado muchísimo, pero es evidente que aún no se han recuperado.

P: ¿Podría usted especular acerca de la relación entre estas cosas y los juegos de fantasía que  proliferan sobre Calabozos y Dragones, y ese tipo de cosas?

Dr. H: Bueno, existen muchas cosas ahí afuera para atraer a la gente. ¿Quieren ver una buena película, una película interesante para activar a la gente? Vayan a ver “Trancers II”. La pueden alquilar en su videoclub. Se estrenó durante el otoño pasado.

Una noche no encontraba qué alquilar en mi videoclub, ¿saben? Eran las nueve de la noche de un viernes. Todas las películas ya estaban alquiladas. Alquilé un par de ellas y había una sobre aquello. Fascinante. Hablan del Orden Mundial Verde (Green). Sí, “Trancers II”. ¿Y de qué productora es? De Full Moon Productions. En “Trancers I” no pude ver muchas claves que pudieran activar a la gente, ¿pero quién produjo “Trancers I”? Alter Productions. Hay muchas cosas allá afuera que activan a la gente.

A fines de los sesenta hubo un sujeto interesante que hablaba de los Illuminati. ¿Alguno de ustedes ha oído hablar de los Illuminati con respecto al culto? Un paciente mío sacó el tema hace más o menos exactamente dos años. Desde entonces, ya ha habido otros pacientes que nos han hablado también de ello. Este parece ser el nombre de un gobierno mundial internacional. Parece que hay Consejos de Illuminati en muchos lugares del mundo y uno a nivel internacional. Supuestamente es el nombre del gobierno internacional del culto. ¿Es verdad? Bueno, no lo sé. Lo que es interesante es que estamos teniendo algunas personas no activadas que intentan trabajar y que nos están diciendo cosas similares.

A fines de los sesenta también, un anciano en Hollywood habló sobre la infiltración de los Illuminati en Hollywood. Sin duda, todo lo que algunos pacientes han dicho es que todos estos temas espeluznantes, de terror, posesión y todo lo que se hizo famoso en los últimos veinte años en Hollywood, tiene por objetivo “ablandar” al público, para que cuando el orden mundial satánico lo reemplace, todos hayamos sido desensibilizados a muchas de estas cosas, además de que los usan para atraer constantemente a mucha gente de por ahí. ¿Es verdad esto? Bueno, no puedo decirles con certeza que así sea.

Lo que sí puedo decir es que hoy creo que la programación por abuso ritual se ha generalizado, es sistemática, está muy bien organizada con base a cierta información esotérica de alto nivel que no aparece publicada en ninguna parte, que no ha figurado en ningún libro ni discurso televisivo y que la hemos descubierto por todo el país y en al menos un país extranjero. Ahora pasemos a un par de preguntas y luego necesitamos abordar otro material. ¿Sí?

Q: ¿Tiene usted algunas técnicas para reducir su incertidumbre en cuanto a si el paciente está siendo todavía manipulado, o “trastornado”, como dijo?

Dr. H: Simplemente pregunto a muchas de las partes sobre las cuales ya he indagado, el Núcleo, Diana, la Sabiduría, el Programador Maestro, muchas partes internas a las cuales les pregunto este tipo de cosas en forma regular. A medida que voy realizando trabajo adicional y avanzando un poco, vuelvo a hacer preguntas para averiguar. ¿Ahí en el fondo?

Q: Me pregunto si ha oído hablar o sabe algo acerca de la descendencia de Martín Lutero.

Dr. H: ¿La qué?

Q: La descendencia de Martín Lutero.

Dr. H: No sé nada acerca de la descendencia de Martin Luther. Pero le daré una pequeña pista rápida. Pídale un código de identificación. La gente tiene un código de identificación. En éste figurará su fecha de nacimiento. Puede que figuren lugares en donde fueron programados y por lo general incluirá un número que representa su orden de nacimiento, como por ejemplo cero-dos si se trata de un segundo hijo. A menudo incluirá un número que representa la cantidad de generaciones en el culto, si perteneces a una misma descendencia. Yo he visto hasta doce, doce generaciones.

Q: He visto muchas de las cosas que usted ha descrito hoy en muchos pacientes. Quisiera hacerle una pregunta acerca de los siete sistemas. Usted mencionó algo acerca de ciertos sistemas. ¿Hay siete sistemas?

Dr. H: Sí, algunos pacientes han descrito los siete sistemas.

Q: ¿Podría decirnos lo que es, o dibujar un pequeño diagrama?

Dr. H: Honestamente, no creo que sepamos lo suficiente al respecto como para estar seguros de lo que es. Creo que puede tener algo que ver con los siete árboles cabalísticos.

Q: ¿Alguna vez ha encontrado alguna prueba de que le hayan puesto una marca a alguno de estos pacientes, o ha visto algo en sus partes del cuerpo que podría estar relacionado con esto, en especial en las partes privadas?

Dr. H: Pues bien, sin duda hubo gente que tenía tatuajes y toda una variedad de cosas, algunas de las cuales fueron documentadas, como lo sabrán, pero lo que quiero decir es que, bueno, quizás se hicieron eso ellos mismos o dejaron que se los hicieran conscientemente para realmente probar algo, y eso no quiere decir que ocurra espontáneamente. Déjeme que responda a una última pregunta allí al fondo ya que necesitamos pasar a otro material porque si no, nunca vamos a poder verlo todo. Sólo le ruego que no olvide su pregunta.

Q: No es una pregunta, pero quisiera decir que en lo personal, y tal vez otros aquí presentes quieran hacer lo mismo, quisiera agradecerle muy sinceramente que se haya tomado este tiempo para ofrecerse a dar una charla.

[Aplausos]

Dr. H: Un querido amigo mío, uno de los más expertos en este terreno, quien me consta haber recibido amenazas de muerte, luchó por su credibilidad profesional por creer en el DPM, y recibió muchísimas críticas por tan sólo creer en eso hace diez o quince años, y sé que luchó incluso por defender su credibilidad profesional. Creo que en lo más hondo de su corazón sabe que es cierto, pero sigue diciendo cosas tales como: “No me sorprendería si mañana descubriera una conspiración internacional y no me sorprendería si mañana descubriera que se trata de un mito urbano y un rumor.”

Él intenta permanecer neutral y el motivo es porque resulta controversial, porque hay una campaña por detrás que dice que todos estos son falsos recuerdos, junto con el incesto y todo lo demás, inducidos por “Oprah” y por libros como “El coraje de sanar” y por terapeutas ingenuos que trabajan con hipnosis. Es controversial.

Mi opinión personal hoy en día es que si me van a matar, lo harán de todos modos. Habrá una enorme cantidad de información oculta que pasará a manos de periodistas y diversas agencias de investigación. Si eso sucede, y muchísima gente como ustedes… espero que si algún día tengo un accidente, insistan para que se realice una investigación a gran escala.

Opino que tenemos que erigirnos como un tipo de consciencia moral en algún momento e intenté esperar hasta reunir una cantidad suficiente de pruebas  procedentes de diferentes lugares para que me constara realmente que aquello está ampliamente propagado.

Sé que hoy he tratado muchos temas a gran velocidad para tratar de incluir y hablarles de todo lo que pudiera. Espero que les haya aportado algunos elementos sobre los cuales reflexionar, así como ciertas ideas nuevas y ha sido un placer estar con ustedes.

[Aplausos sostenidos]

______________________________________

[1] Convencidos de que los científicos alemanes podrían ayudar a los esfuerzos de la post-guerra de EEUU, el presidente Harry Truman aceptó en Septiembre de 1946 autorizar la “Operación Paperclip,” un programa para llevar científicos alemanes seleccionados para trabajar en beneficio de los EEUU durante la “Guerra Fría”. Sin embargo, Truman excluyó expresamente a cualquiera que “haya sido miembro del grupo Nazi y más que un participante nominal en sus actividades, o un partidario activo del nazismo o del militarismo.” La Agencia Unida de Objetivos de Inteligencia del Departamento de Guerra (JIOA por sus siglas en inglés) dirigió una investigación sobre la procedencia de los científicos. En Febrero de 1947, el director de la JIOA, Bosquet Wev, envió el primer grupo de expedientes de los científicos al Departamento de Estado y al de Justicia para su revisión. Los expedientes condenaban a. Samuel Klaus, representante de los Departamentos de Estado en el buró de la JIOA, declarando que todos los científicos de este  primer grupo  eran “nazis fervientes.” Su petición de visa fue negada. Wev escribió un memo de advertencia que decía: “los mejores intereses de EEUU han sido subyugados por los esfuerzos de ‘derrotar a un caballo nazi muerto’”. También declaró que el regreso de esos científicos a Alemania, en donde podían ser explotados por los enemigos de EEUU, presentaba “una amenaza mucho mayor a este país que cualquier afiliación nazi anterior que pudieron haber tenido, o incluso cualquier simpatía nazi que todavía pudiesen tener.” Cuando la JIOA estableció investigar los antecedentes y los expedientes de los nazis, el líder de la inteligencia nazi, Reinhard Gehlen, se encontró con el Director de la CIA Allen Dulles. Dulles y Gehlen compaginaron inmediatamente; Gehlen era un espía maestro de los Nazis y se infiltró a Rusia con su vasta red de inteligencia nazi. Dulles le prometió a Gehlen que su unidad de inteligencia estaba segura en la CIA. Dulles hizo reescribir los expedientes para eliminar cualquier evidencia incriminatoria. Como lo prometió, Allen Dulles entregó la unidad de Inteligencia Nazi a la CIA, que después abrió muchos proyectos globales procedentes de la investigación Nazi. (MKULTRA / ALCACHOFA, OPERACIÓN CLIMAX DE MEDIA NOCHE) En 1955, se les concedió la ciudadanía en EEUU a más de 760 científicos Nazis y se les dio posiciones prominentes en la comunidad científica norteamericana. Muchos habían sido miembros del grupo nazi y la Gestapo toda su vida, habían dirigido experimentos humanos en campos de concentración, usaron esclavos y cometieron otros crímenes de guerra. En una denuncia de 1985 del Boletín de Científicos Atómicos, Linda Hunt escribió que había examinado más de 130 reportes sobre los temas de la Operación Paperclip, y cada uno de ellos “habían sido cambiados para eliminar la clasificación de amenaza a la seguridad.” El Presidente Truman, quien de manera explícita había ordenado que ningún nazi comprometido fuera admitido en la Operación Paperclip, evidentemente nunca se dio cuenta que su directiva había sido violada.

[2] Esto de hecho suena como los disparates de cuidado infantil del Dr. Spock, que era bastante popular en los 50s. El Dr. Spock después renunció a estas ideas. Yo creo que él fue utilizado como un embaucador para “preparar las bases” para otras actividades más nefastas. Sin embargo, toda una generación de bebés estadounidenses fueron bastante mal tratados. Esos bebés ahora son adultos y muchos de ellos ocupan puestos de poder. Algo espeluznante, en efecto.

[3] IMR es un método exploratorio para descubrir material reprimido que es usado ampliamente por muchos hipnoterapeutas. A un nivel subconsciente, un individuo generalmente recuerda todo, incluso si es algo demasiado traumático para sacarlo a nivel consciente. Se da la sugerencia de levantar los dedos para ser usados como señal a la respuesta, desviando la mente, y se hacen preguntas cuya respuesta sea sí o no.

[4] Es interesante que el nuevo “culto” de moda entre varias personalidades de los medios se llame “Kaballah.” Este grupo vende cursos que ofrecen “satisfacción total en la vida” además del “control de las leyes físicas de la naturaleza.” El fundador de la secta, Philip Berg, que cambió su nombre original: Feivel Gruberger, era un agente de seguros de Brooklyn antes de convertirse en un maestro y autor cabalístico. Se dice que su “modelo de negocio” fue derivado de la Cienciología, es decir, venta agresiva. Yo pienso que es más siniestro que eso, basándome en la información de la Conferencia Greenbaum.

Comment here

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar